BRUTAL ATAQUE POLICIAL CONTRA POBLADORES EN TOMA EN OSORNO. DIRIGENTA FUE DETENIDA POR PEDIR VER LA ORDEN DE DESALOJO

El campamento Esperanza Joven situado en la salida al mar desde la ciudad fue virtualmente arrasado con máquina retroexcavadora. El operativo represivo fue apoyado por personal de seguridad del municipio. La furia de los pobladores se ha extendido durante todo este miércoles incluyendo barricadas. Este jueves abogada presentará recurso de protección ante tribunales acompañada dirigentes sociales.

OSORNO.- Destrucción total de sus modestos enseres y la detención policial de 7 de sus integrantes ha sufrido la madrugada de este miércoles el grupo de pobladores que mantiene una ocupación de terrenos en el sector Quinto Centenario, en la salida nororiente de la ciudad de Osorno hacia el litoral marítimo. De estas 7 personas aprehendidas solo la presidenta del comité de toma ha quedado detenida en dependencias policiales.
Se trata del campamento “Esperanza joven” que reúne unas 24 familias trabajadoras, las que intentan resolver por esta vía el crudo problema de falta de vivienda que viven y que amenaza con afectarles otro año cuando ya se avizoran el próximo otoño e invierno 2020, estaciones particularmente rigurosas,especialmente para los niños.
LOS HECHOS
De acuerdo con los antecedentes recogidos durante la jornada, el operativo policial a cargo de las Fuerzas Especiales de Carabineros y apoyado por personal de seguridad del municipio de Osorno se ha desarrollado entre las 5 de la madrugada y las 8 AM, con inusitada violencia, por cuanto se utilizó una máquina retroexcavadora de la municipalidad con la cual fueron destruidos los enseres de los pobladores.
Según testigos, la presidenta del comité de toma, Fernanda Burgos, solicitó a la policia que le mostrará la orden de desalojo de la autoridad correspondiente, siendo detenida inmediatamente, y ha estado recluída en dependencias policiales durante todo el día. Obstrucción a la justicia sería el cargo de le endilgan a la dirigenta. Otros 6 pobladores detenidos también recuperaron su libertad durante la jornada.
Con arreglo a los mismos testimonios, las y los afectados han denunciado la dureza e intransigencia contra los pobladores de la toma que ha mostrado un ex funcionario de la PDI que estaría a cargo del grupo de seguridad urbana del municipio local. Se trata de Claudio Moreno, de quien se dice que hace tiempo venía amenazando con desalojo a los pobladores de esta toma que se instaló en dicho terreno el 9 de noviembre del año pasado.
Con todo, las y los pobladores no abandonaron el campamento y durante toda la jornada instalaron barricadas en el camino y se enfrentaron a la policía.
RECURSO DE PROTECCIÓN
Mientras tanto, este jueves a las 10 horas, la abogada Paula Catalán interpondrá un recurso de protección en favor de los pobladores y en particular de la dirigenta Fernanda Burgos.
Durante la gestión, la profesional será acompañada por los dirigentes de la Mesa Social de Osorno, quienes se reunirán a partir de esta hora en el frontis del municipio en calle Mackenna, para exigirle al alcalde Jaime Bertin que vele por la dignidad de los pobladores y que en vez de propiciar la represión les ayude a solucionar sus sentidas y justas demandas de un lugar para vivir.
Sin embargo y en medio de esta crisis, vuelve a estar entredicho el gobernador derechista UDI, Daniel Lilayú, quien estuvo articulando el operativo policial desde diciembre y con cuya orden habría actuado la fuerza policíaca.
CONDENA DE LA DIPUTADA NUYADO
En este mismo cuadro, la diputada socialista Emilia Nuyado dijo enfáticamente que “el gobierno no ha respetado los derechos humanos ni mucho menos la dignidad de las modestas familias que hoy fueron desalojadas desde un sitio que se habían tomado para poder vivir debido a la graves crisis habitacional que tiene Osorno y la Región”.
La parlamentaria consideró que, en la reciente visita a Osorno el subsecretario del ministerio de vivienda y urbanismo Guillermo Rolando Vicente, “no fue capaz ni tuvo el coraje de conocer en terreno la triste realidad que viven cientos de familias que se han visto en la necesidad imperiosa de tomarse predios públicos y privados al no contar con los recursos suficientes para cancelar un arriendo”.
La legisladora acusó de este accionar al gobernador de la provincia de Osorno, Daniel Lilayú. “Había señalado que nadie seríaa desalojado previamente a diversas reuniones que se debían generar y en las cuales el Serviu también iba a estar involucrado. Por lo tanto de los antecedentes que hoy se disponen de los dirigentes, es que jamás ellos fueron informados, no se generó una mesa de trabajo para que ellos tuvieran la determinación de hacer abandono del lugar, y no hacerlo con la brutalidad de la fuerzas especiales, aplicando el uso de bombas lacrimógenas como ocurrió esta mañana”, planteó Nuyado.